Autoexamen, la técnica de estudio que aumenta la seguridad

BLOG-08-08-16

Días previos al examen las dudas invaden a los alumnos. Ellos dedican horas enteras imaginando cuáles serán las preguntas de la práctica, el nivel de dificultad, y si lo que han estudiado es suficiente. Para eliminar todas estas dudas, motivarlos a realizar un autoexamen es una gran alternativa.

El autoexamen es una técnica de estudio que permite al alumno conocer cuál es su nivel de conocimiento y cuáles son los temas que debe reforzar para rendir exitosamente la prueba. Muchos profesionales admiten que se trata de un excelente método por su capacidad de facilitar el aprendizaje y aumentar la seguridad.

“Permite corregir ciertos hábitos y también podemos mejorar o reforzar nuestro rendimiento académico sustancialmente y fortalecer estímulos muy potentes”, escribe una participante del Programa profesional de Comunicación Social de la Universidad Católica de Santa María (Arequipa).

Según los especialistas, aunque subrayar, resumir y releer el texto de estudio, son buenos ejercicios para aumentar la retención de los conceptos, autoevaluarse sigue siendo esencial. Esto se debe a que los autoexámenes no solo ayudan a aprender, sino también a dominar y potenciar lo que falta por mejorar.

Entre sus beneficios se encuentra la creación de nuevas vías neuronales de acceso a la información existente. Es decir, aquel que realice esta táctica, será mucho más rápido para encontrar las respuestas a las interrogantes, incluso si su prueba no guarda una relación exacta con el examen real. Maximiza  el nivel de razonamiento, lógica y reflexión.

Por otro lado, refuerza la confianza. Se sabe que los simulacros son la mejor forma para terminar con el miedo, pues preparan a los alumnos para afrontar los exámenes con la seguridad de que sus conocimientos están bien asentados.

Para que los estudiantes puedan utilizar este método con éxito hay tres puntos importantes que debe tomar en cuenta.

Primero, deben autointerrogarse. Esto quiere decir, que tienen que hacerse preguntas  y respondérselas como si se tratará de un cuestionario real. Este acto estructura los conceptos por su particularidad de explicar o detallar información específica.

El segundo punto es combinar distintos tipos de ejercicios en la autoprueba. Así se evita la monotonía y la disminución de la actividad cerebral. El cerebro identifica la información necesaria dentro de la gran cantidad de conocimientos que maneja y de esta forma, aumenta su productividad y rapidez.

Por último, es muy importante que incorporen sus nuevos conocimientos a los que ya poseen. Será una garantía de aprendizaje sólido e íntegro.

¡Conoce más sobre nosotros!

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas

(01) 255 8800  Anexo 34

contacto@aletheia.com.pe

¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!

Lima – Perú

Previous Post
Next Post

Leave a Reply