¿Cómo reconocer si mi hijo es perfeccionista y cómo puede verse afectado?

Usted, como madre o padre de familia, ¿ha tenido que volver a tender la cama que su hijo tendió? ¿Limpia la mesa luego que su hija limpió? ¿Exige a su hijo a que saque un 20 en sus notas?

Es posible que usted tenga comportamientos perfeccionistas y que esta conducta casi obsesiva, esté siendo adquirida por sus hijos.

Así como indica el pediatra Santiago García, “El perfeccionismo aparece cuando se juntan tres aspectos: un gran deseo de mejora, un afán por alcanzar metas excesivamente elevadas y una importante preocupación por lo que los demás piensen de uno”

¿Cómo reconocer si mi hijo se está volviendo un perfeccionista?

– Los niños o jóvenes, tienen expectativas personales poco racionales, es decir, desean lograr algo que a su corta edad o que con su poca experiencia no podrán lograr. Por ende, desean saltar y quemar etapas muy apresuradamente.

– Nunca se encuentran satisfechos con sus proyectos, lo cual puede sonar positivo al querer mejorar e innovar cada día más. Sin embargo, ese pensamiento no pasa por su mente, sino que lo envuelve un clima de negatividad, que lo lleva a pensar en su trabajo como el peor. Exigiéndose cada día más y más, de una manera descontrolada.

– Se vuelven críticos de los demás. Son muy observadores de los logros y fracasos de los demás.

– Tienen poca inteligencia emocional por lo que se frustran y desmoronan fácilmente cuando suelen criticarlos.

– Tienen mucho temor al fracaso, por ello demoran en hacer las cosas y tratan que ni un detalle se les escape.

– Constantemente son autocríticos, no pueden estar en paz ya que suelen preocuparse demasiado por sus actividades diarias.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply