Divorcio: Malos entendidos entre los hijos.


Hoy en día, la cantidad de parejas separadas ha aumentado notablemente, ya sea por diversas razones personales. Sin embargo, quienes verdaderamente se ven afectados son los hijos, porque son aquellos que se sienten culpables, tristes y preocupados al no ver a sus padres juntos. Esto puede desfavorecer el rendimiento académico, personal y social, lo que traería consecuencias negativas en el futuro.

Hay dos formas en que los niños pueden reaccionar: Directa e Indirectamente.

La directa se refiere a que cuando apenas le das la mala noticia, reaccionan de inmediato ya sea llorando, preguntando, pensando, cambiando su expresión, etc. Su molestia es visible.

La indirecta refiere a que cuando le comentas la noticia, él actúa con total normalidad, haciéndote entender que no le importa y que él comprende absolutamente todo. Esta reacción es muy engañosa porque se guarda su molestia y no sabes cuál será su manera de desahogarse en un futuro.

Para que puedas reconocer fácilmente los comportamientos que indican el disgusto y la preocupación de los hijos, te brindamos algunos ejemplos de actitudes que toman estos niños al saber que sus padres se separarán.

–          Tienden a ser más agresivos, ya sea con sus compañeros, familiares o incluso con animales. No se miden.

–          Mala conducta en la escuela como falta de atención, conflictos entre sus compañeros, falta de respeto, bromas pesadas, etc.

–          Nuevos temores combinados con pesadillas continuas.

–          Insomnio o hipersomnia

–          Pérdida de apetito.

–          Angustia y ansiedad de estar junto a uno de los padres solamente.

Es muy común que los hijos se sientan los culpables de la separación de sus padres, está en tus manos hacerle entender lo contrario. Indicarle que sus padres lo amarán de la misma manera, que siempre los verá y estarán para él siempre.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply