¡La buena educación contra la dispedagogía!

BLOG64

Su hijo está en sexto grado de primaria, ¡pero tiene los conocimientos de un niño de segundo! ¿El motivo? Probablemente sufra de una severa dispedagogía que por años ha pasado desapercibida. Y la mejor manera de ayudarlo a superarla es otorgándole la educación correcta.

La dispedagogía es un vacío en el aprendizaje, y aparece cuando los conocimientos no son consolidados de forma efectiva durante algún nivel de la vida académica. El niño no es capaz de seguir el ritmo apresurado de su docente en  clases, lo que ocasiona que no aprenda el tema como sí lo hacen sus compañeros.  Así, va pasando de grado con este “agujero en su cabeza”, que tarde o temprano causa un fracaso escolar.

Pues, cada dato sirve de base para el siguiente, y no entender uno de ellos, significa disminuir el nivel académico seriamente. Lo más seguro es que el  pequeño no tenga ningún trastorno de aprendizaje, sino que el proceso en su educación no está completo, hay una parte esencial que le falta.

Los expertos afirman que la dispedagogía refleja un mal sistema educativo, en el que cumplir con el currículo académico es más importante que preocuparse por el ritmo de aprendizaje de cada niño. Este programa no le permite al escolar adelantarse o atrasarse sin que las consecuencias sean de magnitudes alarmantes para su futuro.

Es por ello que, según la reconocida psicopedagoga argentina, Alicia Fernández, el concepto de dispedagogía nació como un “cuestionamiento necesario a la postura que coloca el problema en el niño, llamando problema de aprendizaje a lo que es un problema de enseñanza”.

De acuerdo a esta premisa, se puede inferir que la verdadera solución para los niños que sufren de un vacío de aprendizaje, está en brindarles la educación que realmente requieren para llenarlo. Lamentablemente, conseguir este tipo de enseñanza en los colegios regulares es casi imposible, pues existe un plan académico al que los docentes se deben someter y un periodo limitado para alcanzar los objetivos que les exigen.

Por ello, la mejor alternativa si su hijo sufre de dispedagogía, es complementar la educación que le dan en la escuela con la de un centro especializado, que cuente con docentes y psicopedagogos capacitados para nivelar sus conocimientos. La terapia consiste en la utilización de un método de aprendizaje que involucre ambos hemisferios cerebrales, y así equiparar su creatividad, imaginación, pensamiento y razonamiento.

Además, durante el tratamiento, los especialistas trabajarán de acuerdo al ritmo de aprendizaje del niño, evitando que se frustre por la exigencia o premura que podría haber sentido antes debido a su mal catalogada “lentitud”. De esta forma, recuperará la confianza, seguridad y determinación en sus habilidades, conocimientos y talentos.

Es importante resaltar, que su apoyo como padre es fundamental  para la recuperación de su hijo. El niño necesita de su comprensión y constante comunicación para reforzar su motivación por superarse.  La educación correcta sumada al aliento que usted le otorga, son la  clave para vencer a su dispedagogía.

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
www.aletheia.com.pe
(01) 255 8800  Anexo 35 // 975 393446
contacto@aletheia.com.pe
¡Escríbanos y separe una cita totalmente gratis con uno de nuestros especialistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *