Machismo ¿Rosa para las niñas, azul para los niños?

¿Quién dice que aún no nos hemos librado del machismo? Si bien es cierto, el número de hombres y mujeres machistas ha disminuido, todavía hay aquellas que sufren en silencio, que son marginas y discriminadas por la culpa de una padre machista. Esa idea se cultiva desde casa, desde la base de la sociedad: La Familia.

Ahí es donde los padres deben criar a sus hijos con miras en el hoy y el futuro, y no arrastrar las costumbres de antaño, que vienen influenciando ese tipo de comportamiento. Si bien es cierto, hay países que por su misma cultura, vuelven del machismo una práctica de la vida diaria. Tenemos como ejemplo a Irak o Afganistán, donde un hombre puede tener hasta siete mujeres, de las cuales no se les permite ni estudiar, ni trabajar, no tienen derecho a opinar y mucho menos son respetadas. Cada país, es una cultura diferente. Acá en Perú, el machismo no es tan extremo. Se dice que ha desaparecido pero eso no es del todo cierto. Diversas organizaciones, promueven el derecho a la mujer tratando de eliminar este pensamiento que destruye familias. Lamentablemente, se practica a escondidas, sobre todo en hogares de familias vulnerables; hay mujeres que se someten a las decisiones del hombre, a su falta de respeto incluyendo maltrato físico y verbal. Lo peor de todo es que los niños son testigos de este maltrato, observan la actitud, se quedan con esa imagen mental, con el pensamiento de que ese comportamiento es normal, y que la vida es, y será siempre así.

Pero el machismo abarca diversas clases sociales, solo que tienen diversas maneras de presentarse. Aunque no lo queremos aceptar, el machismo es un chip que está incrustado en nuestra  mente y que tarde o temprano sale a flote.

¿Alguna vez le has dicho a tu hijo que no llore porque eso de es de mujeres? ¿Alguna vez, él ha escogido una muñeca para jugar y le has quitado de sus manos apelando que él debe jugar con soldaditos o carritos? ¿Lo vistes de azul, celeste, amarillo pero NUNCA de rosado, porque ese es el color de las niñas?

Si querer, el chip del machismo se activa y por más pequeña que sea la situación, le transmites ese pensamiento a tu niño debido a que el machismo está muy ligado con los prejuicios, la homofobia y el qué dirán.

El machismo se crea poco a poco, así que es muy importante que los padres eduquen adecuadamente a sus hijos desde que nacen, y si ven algún comportamiento fuera de lugar, de inmediato corregirlo, haciéndole ver el error y explicándoles cómo deben ser las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *