Beneficios de los juegos de construcción para el aprendizaje

Todos en algún momento se han divertido con un Lego, un rompecabezas o alguna otra actividad en que la capacidad de construcción se pone a prueba. Este tipo de juegos, que casi siempre están presentes en la lista de útiles escolares, son un pasatiempo con grandes beneficios para el desarrollo intelectual infantil.

Por supuesto, ser capaces de crear grandes escenarios utilizando la imaginación, resulta atractivo e interesante para los niños, quienes durante el periodo que dedican a esta actividad experimentan superioridad y control total de su imaginación. Es principalmente por este motivo, que los juegos de construcción no pasan de moda, e incluso pueden seguir interesando a su hijo durante la adolescencia o juventud.

Pero, no sólo sirven para otorgarle sensación de control al menor; además de este atributo, los juegos de construcción favorecen en gran medida las habilidades cognitivas de quienes los utilizan. Desarrollando principalmente su intuición, agilidad mental, creatividad, imaginación y organización.

Según la publicación “El juego como facilitador del aprendizaje. Curso Internacional de Actualización en Neuropediatría y Neuropsicología Infantil”, de la especialista Gracia Millá, los juegos son actividades naturales de la primera infancia,cuyo interés nace por la necesidad de comprender el mundo. El edificio que los menores construyan, estará basado en alguno observado en las calles durante sus paseos. Establecen relaciones que los preparan para el mundo real.

“No hay ninguna actividad  significativa en el desarrollo  de la simbolización del niño, ni en la estructuración del niño  que no pase por el jugar”, menciona Ricardo Rodulfo, Doctor en Psicología por la Universidad del Salvador y Catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

Con los juegos de construcción, los pequeños ejercitan su memoria visual, al reproducir edificios o escenarios que hayan visto con anterioridad. Por otro lado, los conceptos lógicos serán reforzados, pues aprenden a ordenar, distinguir, emparejar, y clasificar por colores, tamaños y formas. Su orientación espacial, capacidad de asimilar información y solucionar dificultades también se agiliza y potencia.

La pedagoga, terapeuta infantil y fundadora del centro de asesoría educativa español “Edúkame”, Cristina García, recomienda que según la edad del niño, el juego debe variar. Para los niños de 12 meses lo mejor son los cubos, que desarrollarán sus habilidades sensoriales. A partir de los 18 meses, la construcción de torres, castillos u otros edificios es recomendable. Por último, a partir de los 3 años, combinar todo lo anterior con otros objetos como trenes, coches y personas, permitirá al menor producir una construcción más elaborada, creando incluso complejas ciudades.

Los juegos de construcción son una excelente opción para educar y entretener a los niños al mismo tiempo. Reforzar sus conocimientos nunca está de más, y esto es lo que ofrece el construir una gran ciudad o una estación espacial por medio de cubos y otros elementos.

¿Le gustó esta información?

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply