¿Cómo ayudar a mi hijo con sus miedos infantiles?

Falta poco para acabar las clases, y con ello se vienen tres largos meses de diversión, entretenimiento y relajo para los niños. Hay algunos padres que optan por salir al campo o a la playa, fuera de la ciudad para disfrutar de otro ambiente.

Es posible que en este proceso, aparezcan ciertos miedos nuevos que impidan su diversión y su entretenimiento, ello se debe a que el niño está viviendo nuevas experiencias. Es importante que los padres lo apoyen y le muestren la seguridad necesaria para poder afrontarlas.

Los miedos más frecuentes del verano pueden ser.

El miedo al mar. En realidad, este miedo es el más común entre los niños. Si ellos sienten así, si no desean entrar al mar, si se agarran de tu cuello y claman por no ingresar, no los presiones. La mejor manera de ayudarlo es matriculándolo tal vez a una academia de natación o llevándolo a una playa donde no hayan olas, para que se sienta seguro y más tranquilo.

Miedo a los sitios desconocidos. Hay niños a los que no les gusta salir a lugares que no conocen por estar acostumbrados a un mismo entorno, la casa o el colegio. El miedo se incrementa aún si es que él debe permanecer ahí y la mamá no. Lo que se puede hacer previamente, es explorar el lugar y darles ciertos reconocimientos por cada muestra de valor.

Miedo a los insectos. Este miedo es algo muy habitual entre los niños debido al temor que sienten por alguna picadura y asco al animal. Es importante explicarle el papel fundamental que juega cada animal y enseñarle a aplicarse ciertas cremas antipicaduras para que su diversión no se vea interrumpida por este miedo. 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply