Conociendo un poco más sobre el Trastorno de Náusea.


Existe un trastorno, que afecta principalmente a los niños menores, mayormente bebés y niños que padecen de cierto retraso mental. Puede iniciarse desde los 3 meses de edad, este trastorno es pasajero pero si no se le trata con cuidado, es posible que perdure en el tiempo.

Es el trastorno de la regurgitación ¿Qué es esto? Es el regreso sin esfuerzo de los alimentos a través del esófago hasta la garganta. Además los niños que padecen de éste trastorno tienden a masticar nuevamente y repetidas veces el alimento una vez ingerido. De  la nada, hacen aparecer ciertos alimentos sin mostrar ninguna molestia, arcadas o náuseas, por el contrario parece como si les produjera cierto placer hacerlo.

Los niños que la padecen toman una postura característica, tienen a doblar la espalda de manera de un arco con la cabeza hacia atrás, de esa manera juegan con la succión de sus lenguas y disfrutan de ello. Además suelen estar más irritables y hambrientos que otros niños.

Para ello, lo primero que debemos hacer no es gritar ni exaltarnos si presenciamos ese comportamiento, porque él habrá logrado su objetivo, llamar la atención. Lo que recomendamos es mantener la calma y tranquilizar a tu niño. Luego, puedes hacerle entender que lo que hace es una práctica desagradable, puedes hacer muecas con tu rostro o no darle su juguete favorito como castigo. En cambio, si vez que ha comido y no hizo nada, entonces qué mejor manera que premiarlo. Sabemos de la importancia del refuerzo positivo, es una oportunidad esencial para ponerlo en práctica.

Las causas mayormente son psicológicas y emocionales, está más ligado a la ansiedad y el estrés, además de un rechazo mental ante ciertos acontecimientos que le afectan como la separación de un padre, el fallecimiento de un familiar, un nuevo hermanito, por llamar la atención de los padres, incluso depresión.

¿Cuáles son las consecuencias?

A menudo los niños que sufren de regurgitación, suelen ser menores desnutridos por ésta, que se da justo después de la ingestión alimentaria, pueden perder peso notablemente, hasta causar el fallecimiento del niño por atragantamiento.

Este trastorno está muy relacionado al trastorno de la ingestión alimentaria de la infancia o la niñez, por lo que debe ser observado cuidadosamente para evitar futuras complicaciones.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply