¿Excusas? Nunca más


 

Cuando los padres llegan a su trabajo diez minutos tarde, ¿Qué sucede? Inventan excusas. Cuando una madre no acude a una charla para padres ¿Qué dice? Inventa excusas. Cuando un hermano mayor, le pega a su hermanito menor ¿Qué pasa? Inventa excusas. Cuando un niñito no quiere hacer las tareas ¿Qué dice? Inventa excusas. Y cuando la profesora, le pregunta a ese niñito, el por qué no hizo la tarea ¿Qué le responde? Una excusa.

Así es, todo esto se transforma en un círculo vicioso. Un círculo sin inicio y sin final, es por ello que la gran mayoría de personas, están malacostumbradas a no cumplir con sus obligaciones, creyéndose “vivos” porque tienen un arma fundamental: Sus excusas.

Es momento de decir ¡Basta! Formar niños conscientes y responsables de sus deberes, tanto académicos, como sociales y personales.

Los niños adoptan e imitan el comportamiento de las personas que los rodean, por ello, si observan que sus padres buscan darle un porqué a alguna situación errónea, el niño aprenderá de ello y hará exactamente lo mismo.

Los pequeños, tanto como los padres, necesitan ser responsables de sus acciones. Deben aceptar el cien por ciento del error que han cometido, y no ocultarlo, sino enmendarlo. No sólo basta con un simple “Disculpa”. Se debe demostrar, en base a acciones y palabras, que de verdad estamos dispuestos a cambiar y a ser mejores personas.

Cada vez que observes a tu niño, inventando alguna excusa, bríndale tu comprensión y hazle entender que diciendo mentiras y engaños, no ganará nada. De a poco, analiza la verdad razón por la cual ha cometido determinado error, y enséñale que la verdad debe ser primero, por más dura y fuerte que sea.

Esta actitud podrá ayudarlos a abrir su mente, a encontrar nuevas oportunidades que obliguen a comprometerse con la realización de metas y anhelos por conseguir. 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply