La depresión comienza desde la niñez

Muchos casos de depresión se inician en la infancia. Las necesidades básicas que no se cubran en esta etapa, pueden provocar daños a los niños en las siguientes etapas. Sólos los niños que reciban estímulos de sus padres podrán ser mejores adolescentes y adultos.

Actualmente las personas creen tener la necesidad de poseer bienes materiales, por ende, dejan de lado los temas relacionales. Se deja de lado el afecto, el cariño, la atención, generando que el niño sea retraído y que no socialice con su entorno.

A muchos padres sólo les interesa que sus hijos saquen buenas notas, se porten bien y cubran sus expectativas, así como de la sociedad y del colegio. Esta presión constante puede llevar a los niños a la depresión. La depresión de ellos puede estar relacionada con la mala relación que tienen con su entorno o con su familia. Si un niño ve a su madre sonreír, se sentirá querido y confiado, además será capaz de reconocer lo que siente. Pero, si la madre es una persona deprimida y renegona, el niño copiará esta imagen y se sentirá ajeno a los sentimientos, pensamientos y deseos propios.

Es por eso que es importante que los padres mantengan una relación amena y positiva con sus hijos, una relación basada en la confianza, que lo estimulen y motiven, de esta manera el niño podrá potencializar sus habilidades y construir buenos vínculos con los demás.

 
 
Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
255 8800 / contacto@aletheia.com.pe
Solicite su Consulta Gratuita
Previous Post
Next Post

Leave a Reply