La influencia de los padres para el mejor rendimiento académico de sus hijos

Todo padre de familia desea que su hijo logre alcanzar el éxito profesional y personal en su vida. Para poder obtenerlo se debe trabajar paso a paso desde que ellos son muy pequeños, cultivando buenos hábitos de estudio, normas de convivencia y responsabilidad en sus actos.

Antes de construir las bases del éxito en sus hijos, primero los padres tienen que observar si existen posibles problemas de aprendizaje.  Es importante darles a conocer los retos que sus hijos van a enfrentar en la escuela y ayudarles a buscar soluciones conjuntas, en ese triángulo de padres, alumnos y maestros.

Los maestros tendrán una participación importante en la preparación académica, pero nunca superará a la educación que los padres brinden dentro del hogar.

La influencia que los padres tienen sobre sus hijos es inmensa, tanto papá como mamá incidirán en la formación de un óptimo estado de ánimo en la vida de sus niños.

 ¿Qué deben hacer los padres para influenciar a sus hijos a sobresalir  educativamente?

  1. Animar a sus hijos a que pregunten todas sus dudas en la escuela, que siempre pidan a los maestros la repetición de lo que no han entendido y que pongan mayor énfasis y dedicación a los temas que los maestros den mayor importancia. Enseñarles a que la buena comunicación con los maestros, es uno de los pilares del éxito escolar. El alumno nunca debe salir de la escuela sin tener muy claras las explicaciones recibidas.
  2. Ayudar a sus hijos a que hagan un plan de estudios general y particular para cada asignatura escolar, estableciendo horarios de estudio, para que desde el comienzo del curso tenga al día todos sus cursos. También es recomendable brindarle herramientas tecnológicas para su mejor desempeño por ejemplo: disponibilidad de la computadora, del Internet, de la calculadora científica, eso sí, siempre bajo la supervisión de los padres para darle un buen uso.
  3. Enseñar a sus hijos a hacer evaluaciones personales en cada una de las asignaturas o actividades, registrándolas para ver los cumplimientos de los objetivos propuestos. Dependiendo del resultado de las evaluaciones, enseñarles a hacer, si fuera preciso, repasos periódicos de cada tema.
  4. Motivar a sus hijos desde el comienzo del curso para que reconozcan  el privilegio que tienen de poder estudiar y así aprovechar las ventajas que obtienen  al adquirir los conocimientos que los profesores les enseñan. Asimismo los frutos que van recogiendo del esfuerzo que hacen. Esta motivación debe ser dada desde antes de empezar las clases y continuar hasta el final del curso.

 

Aletheia Internacional
 Centro de Soluciones Psicopedagógicas
2558800 / contacto@aletheia.com.pe
Solicite su Consulta Gratuita

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply