Levantarse y volver a empezar

Todo padre o madre de familia conoce la importancia de aprender de los errores, sabe que ese conocimiento aprendido será duradero y por toda su vida, lo ha experimentado con algunos tropiezos de los que ha sabido levantarse. Ahora es momento que todo ese conocimiento sea transmitido a sus hijos, para ello los padres deben dejar que ellos se equivoquen y aprendan de esas caídas para luego reparar ese error y ganar nuevos conocimientos.

 

¿Cómo enseñarle?

–          Tanto los padres como los maestros deben enseñar a los niños a determinar por sí solos lo que ha sucedido o ha hecho mal, pero sobre todo, debemos dejar que ellos busquen una solución para repararlo y seguir adelante. Es probable, que el padre o la madre, tenga ese instinto de ofrecerle ayuda pero hay que tener ciertas limitaciones para que el menor no se acostumbre a que le solucionen, sino aprenda del error.

–          Si en algún momento tu hijo acusó a otra persona por algún error que ha cometido, es ideal que converses con él y busques su comprensión para que deje de hacerse la víctima y asuma sus responsabilidades. De esa manera se convertirá en una persona más sabia y competente.

–          Una actitud positiva es capaz de solucionar cualquier situación. Por ejemplo, si tu niño ha sido descubierto en plena pelea con otro niño porque le robó su lonchera, luego de haber conversado, en vez de decirle ¿ya sabes qué no debes hacer? Puedes decirle ¿De qué otra manera le dirías que te devuelva tu lonchera?

–          Luego de haber cometido algún error, como padres debemos guiar a nuestros hijos a analizar el problema, con un lenguaje claro y sencillo, para que ellos comprendan la situación y sepan qué hacer la próxima vez.

–          Una vez que aprenda de sus caídas, será difícil que ese conocimiento sea olvidado, ahora sabrá cómo comportarse en cualquier momento de su vida.

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply