Mi hijo se distrae fácilmente

Es muy común escuchar a la maestra decir: “Su hijo se distrae mucho” “no presta atención” “distrae a otros niños” La falta de atención en clase traen consecuencias catastróficas como desaprobar el año.  En casa se puede quedar horas viendo el televisor pero es frustrante que en el colegio no atienda ni una sola clase. No es que tengan un bajo coeficiente intelectual o no estén aptos para los contenidos del colegio pero ¿Cómo ayudarlos a que comiencen a concentrarse?

En el Colegio

  1. La maduración cerebral en cada niño es diferente. El control de conductas e impulsos tienen a darse alrededor de los 6 años, obviamente no todos los niños van a comenzar a madurar a esa edad. Mientras hay un niño de 7 años súper impulsivo e inmaduro, hay uno 6 que tiene un mayor domino para controlar sus emociones.

Además, el carácter de cada uno influirá en la atención. Hay personas más distraídas que otras, por lo tanto seamos realistas y no esperemos que un niño de 7 años esté dos horas atendiendo la charla sin pestañear

  1. En el salón lo mejor es sentar al niño en la primera fila junto a niños tranquilos para que así no tenga con quién distraerse y preste atención a las clases.
  2. La forma de dar la clase es determinante para mantener la atención del alumnado. Un profesor que sepa modular la voz, que dé ritmo, que evite distracciones, que mantenga el interés en la clase, ayudará a que los alumnos distraídos estén suficientemente motivados.

En casa

  1. Al comenzar a hacer las tareas hay que recordar que los deberes son del niño, no del papá o de la mamá. La función de los padres a la hora de ayudarlos en los deberes, es explicarles y cerciorarnos que hayan entendido. Debemos dejar que el niño encuentre sólo la respuesta, nuestra función es guiarlos.
  2. Hay que evitar que el niño se levante. Los materiales deben estar a mano y las necesidades cubiertas.
  3. Tenga cuidado con las clases o profesores particulares puesto que muy a menudo, sin darse cuenta, terminan haciéndole los deberes al pequeño. Los problemas comienzan en clase cuando el pequeño ya no presta atención porque sabe que en casa alguien le hará la tarea.
  4. La organización de las tareas es muy importante, hay que comenzar desde lo más difícil hasta lo más fácil
  5. Hay actividades que desarrollan la atención como la sopa de letras, buscar diferencias entre dos dibujos, hacer un dibujo copiando un modelo al natural, fijarse en los detalles, parece un juego y es divertido. Estas dinámicas requieren trabajar la concentración, que es lo que se pretende.
  6. Por último tienen que mantener la calma. Es difícil enfrentarse con un niño distraído pero gritar o pegarles no solucionará nada, solo hará que el niño le tenga miedo. Un clima adecuado de tranquilidad y trabajo favorece lo que queremos conseguir. La atención va a mejorar así que tenga paciencia y sea constante.
Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
2558800/ contacto@aletheia.com.pe
Solicite su Consulta Gratuita
Previous Post
Next Post

Leave a Reply