Neuropedagogía: El descanso mental en el proceso de aprendizaje

Los alumnos regresan al colegio mucho más motivados después de un buen receso, pero a mitad de semana, cuando las tareas, los exámenes y las prácticas se convierten en un sinónimo de estrés, sus fuerzas decaen nuevamente. Es por esto que, implementar el descanso mental como un recurso recurrente en el aprendizaje, es importante para evitar sobrecargarlos.

Todos aman el fin de semana. Es el momento perfecto para desestresarse, distraerse y recargar energías para los cinco días que le siguen a ese agradable descanso. Sin embargo, cuando cae la noche del domingo y se recuerda que el lunes a primera hora las actividades vuelven a la normalidad, las desmotivación y el aburrimiento regresan automáticamente.

¿Es correcta la distribución de cinco días contra dos de descanso? Definitivamente se trata de algo que no se puede cambiar, pero hay formas de reforzar el aprendizaje sin dejar de lado la relajación mental.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas en Austin (EE.UU), cuando la mente de una persona tiene el tiempo suficiente para reposar y analizar los conocimientos obtenidos, los mecanismos del cerebro que están involucrados en el aprendizaje responden mucho mejor a los estímulos.

Esto quiere decir que, los conocimientos obtenidos tienden a ser recordados por los alumnos de una manera mucho más fácil. Se fortalece la memoria y se refuerza el futuro aprendizaje. “Creemos que jugar de nuevo con los recuerdos durante el descanso hace que éstos sean más fuertes, y no sólo afectan al contenido original, sino que afectan a los recuerdos por venir”, afirma Alison Preston, científica de la investigación.

El cerebro es un sistema biológico que basa su actividad en frecuencias electromagnéticas. Cuando las frecuencias son demasiado altas significan que la persona está estresada o tensa, las bajas representan aburrimiento o somnolencia. Alcanzar el equilibrio entre ambas es necesario, pues tanto el estrés como la ansiedad, son perjudiciales para la adquisición de información.

Implementar 15 o 20 minutos diarios durante las clases, para que los estudiantes analicen las lecciones, es una excelente opción para reforzar los conocimientos. Además, no abarrotarlos con tareas el fin de semana y en cambio, motivarlos a utilizar algún período de este descanso para reflexionar sobre las lecciones, puede mejorar su rendimiento en el colegio.

El descanso llena de energía a cualquier persona. Para los alumnos, cuyas ganas de aprender son esenciales, la relajación es la mejor opción para crear motivación.

¿Le gustó esta información?

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply