¿No hay tiempo para jugar con tus hijos?

Sabemos que luego de una jornada laboral, tanto el padre como la madre, llegan cansados al hogar, con unas ganas tremendas de ver a sus hijos, de comer y descansar. Ver a sus hijos, se refiere a abrazarlos y darles muchos besos porque no lo han visto todo el día. Pero ¿Qué sucede si tu hijo te ruega para que juegues con él? ¿Si te jala de la falda o del pantalón para que pasen tiempo juntos?

Lo que en verdad está pidiendo es atención y amor. Él o ella sabe que al día siguiente te irás en la mañanita, sabe que es el único momento que tiene para compartir contigo, por ello es que hace lo posible para estar junto a ti.

Lo ideal, si es que no tienes tiempo de jugar con él todos los días, es buscar otros momentos para compartir. Relájense viendo televisión juntos, léele un cuento antes de dormir, pregúntale cómo estuvo su día, revísale los cuadernos, entre otros.

¿Y cómo evitar que se sientan mal?

– Nunca los engañes con la típica frase “más tarde” “después de comer” si sabes que no se realizará. Lo mejor será decirle la verdad con argumentos que él pueda entender.

– No gritarle, ni enfurecerse por la insistencia del hijo, por el contrario, muéstrate comprensiva y tranquila para que él pueda entenderte.

– Y por último, no lo ignores. No hay nada peor que tu hijo se sienta ignorado, aunque no puedas atenderlo, hazle saber que estás enterado de lo que te pide, siempre dale respuestas para sepa que es escuchado y atendido.

 

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply