¿Por qué los estudiantes deben evitar escribir incorrectamente en redes sociales?

BLOG-22-08-16

140 caracteres. Es la limitada suma que Twiteer otorga a sus usuarios para expresarse, quienes forzosamente deben abandonar ciertas reglas del lenguaje español para ser parte de la red social. Este mismo escenario se repite en Facebook, Instagram y otros. Pero, ¿es este un hábito sin importancia de los jóvenes o un error con graves consecuencias para su hijo?

Escribir incorrectamente es la moda del siglo XXI. En la actual era virtual, la rapidez e inmediatez del mensaje es mucho más importante que su forma. Por ello, las normas de escritura han quedado relegadas a un segundo lugar para muchos. Sin embargo, seguir la moda no siempre es la mejor opción.

La ortografía es una de las mayores cartas de presentación. Por supuesto, los jóvenes no lo ven de esta forma, pero en un futuro, un error gramatical podría ser el motivo de sus desgracias.

La mala ortografía cierra puertas. La falta de una coma, un punto, acento o una “c” en vez de “s”, puede ser el origen de una mala calificación, problemas para conseguir trabajo, e incluso genera una mala opinión en los demás.

En los colegios y universidades se está implementando la regla de descontar en los exámenes medio punto por cada error ortográfico. Varios alumnos reprueban no porque no entiendan la materia, sino porque no cuidan su escritura.

“Si te acostumbras a escribir como escribes en las redes sociales, puede afectar a la hora de escribir una redacción para la asignatura de lengua, ya que puede bajar bastante la nota. Hay gente que escribe “que” con una sola “q” y un “hola” sin “h”, y eso tiene mucha importancia”, comenta Sara, una estudiante a quien le cuestionaron sobre si, en su experiencia, era necesario cuidar la ortografía en internet.

Por otro lado, cuando estos jóvenes culminan los estudios y se disponen a buscar un trabajo según su profesión, los empleadores utilizan la ortografía como un filtro para elegir al mejor candidato. En conclusión, escribir mal no solo pone en riesgo el presente, sino también el futuro.

Por supuesto, la mayoría indica que solo en redes sociales utilizan mal el lenguaje, mientras que para exámenes, cartas y redacciones serias emplean un vocabulario impecable. Lo que desconocen, es que corren el riesgo de acostumbrarse.

El cerebro asimila mucho más rápido la información a la que está expuesto con mayor frecuencia, la misma que luego utiliza como referente para sus diversas actividades. Según la encuesta de “Datum” denominada “Internet y Social Media”, los peruanos pasan un aproximado de 4.3 días a la semana conectados. Este es un tiempo suficiente para integrar la mala ortografía como un hábito común.

Básicamente, un joven que escribe mal en redes sociales está perjudicando su lenguaje de forma permanente. Las costumbres y hábitos son muy difíciles de desaprender.

Si nota que su hijo está escribiendo incorrectamente en internet, aconséjele amigablemente dejar de hacerlo. Además, motívelo  a leer, escribir y a no depender del autocorrector. Recuérdele que  hay maneras de redactar bien sin necesidad de extender demasiado las palabras y quedarse sin caracteres.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply