¿Qué hacer para evitar y reducir el consumo de alcohol en mi hijo adolescente?


 

La ley, en todos los países, establece una edad determinada para tomar bebidas alcohólicas. La edad promedio es de 18 a 21 años, dependiendo de las normas legales de cada país. Lamentablemente, la cultura etílica se encuentra tan descontrolada, que los niños y adolescentes ya comienzan a probar esta droga.

Sí, así es. El alcohol es la droga tanto lícita como ilícita, más consumida en el mundo. A demás de ser el mayor responsable en diversos problemas y conflictos familiares. Daña el sistema nervioso, generando dificultades de memoria y concentración. Así como repercute en la conducta de las personas, lo que puede ocasionar un bajo rendimiento académico y emocional.

¿Qué debemos hacer los padres para evitar el consumo de alcohol en sus hijos?

–          Los jóvenes están más pendientes de sus amigos que de su familia. Por ello es que les gusta pasar más tiempo con ellos, ya que se sienten más comprendidos y entendidos. Es común que la mala influencia sea la que los lleve a consumir estas sustancias dañinas. Se guían por la presión del grupo al cual pertenecen, y por no quedar mal, hacen caso a todo lo que les dicen.

Los padres deben conocer con quién se relacionan sus hijos, saber  a dónde salen y por qué. No por el hecho de molestarlos o por desconfianza, sino por un tema de seguridad.

 

–          La cultura del “NO” debe estar presente en todo momento, pero no de la manera autoritaria y drástica, sino protectora. Es muy diferente que le digas a tu hijo “No tomes” a un “No tienes edad para tomar porque es dañino en cerebros jóvenes que se están desarrollando”. Acompaña un “no” con un “Por qué” o “Para qué”. De esa manera, sabrán las consecuencias y lo que puede repercutir en la salud el consumo de alcohol en esta edad.

 

–          Comuníquese, si es posible, coméntele sobre los daños y perjuicios que produce el alcohol desde antes que inicien la pubertad. Para que desde pequeños, esta idea se vaya fortaleciendo y se establezca en sus normas. Dialogue y explíquele qué tan dañino es para la salud y cómo le puede afectar, no sólo académica, sino socialmente, el  aspecto que los adolescentes toman  con más importancia.

 

–          La influencia de los padres es fundamental, si eres responsable al tomar bebidas alcohólicas, tu hijo también lo será. Tu ejemplo, es el faro que alumbrará el camino que tu hijo elegirá.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply